Connect with us

Taiwan

El «separatista» Lai gana las elecciones de Taiwán y China defiende una «reunificación inevitable»

Lai Ching-te, visto por china como un «separatista» peligroso, se impuso en las presidenciales de Taiwán con más del 40% de los votos y prometió defender la isla de «las intimidaciones y amenazas» de China El candidato del Partido Democrático Progresista, Lai Ching-te, saluda a sus seguidores en la ciudad de Nueva Taipéi, Taiwán, el […]

Published

on

Lai Ching-te, visto por china como un «separatista» peligroso, se impuso en las presidenciales de Taiwán con más del 40% de los votos y prometió defender la isla de «las intimidaciones y amenazas» de China

El candidato del Partido Democrático Progresista, Lai Ching-te, saluda a sus seguidores en la ciudad de Nueva Taipéi, Taiwán, el 13 de enero de 2024. Por: RFI con AFP

Advertisement

Lai Ching-te, considerado por China como un peligroso «separatista» por sus posiciones proindependentistas, ganó este sábado la elección presidencial en Taiwán y prometió defender a la isla de las «intimidaciones» de Pekín.

El actual vicepresidente y favorito en los sondeos, miembro del gobernante Partido Demócrata Progresista (DPP), obtuvo el 40,2% de los sufragios, según los resultados escrutados en 98% de los centros electorales.

Advertisement

Estas elecciones se celebraron a la sombra de las amenazas de China, un país comunista que considera que esta isla es parte de su territorio y nunca dejó de proclamar su intención de «reunificar» el país, por la fuerza de ser necesario.

«Estamos decididos a proteger Taiwán de las intimidaciones y amenazas continuadas de China», dijo Lai Ching-te en su discurso de la victoria, en el que se comprometió también a mantener la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán.

Advertisement

«Le estamos diciendo a la comunidad internacional que entre democracia y autoritarismo, estaremos del lado de la democracia», añadió, celebrando un «nuevo capítulo».

China defidende una «reunificación inevitable»

Por su parte, China afirmó el sábado que la «reunificación» con Taiwán es «inevitable» pese a la victoria de Lai Ching-te. La votación «no obstaculizará la inevitable tendencia a la reunificación» del país, afirmó Chen Binhua, portavoz de la oficina china responsable de las relaciones con Taiwán, citado por la agencia oficial Xinhua.

Advertisement

El principal adversario de Lai, Hou Yu-ih, candidato de Kuomintang (KMT) que preconiza un acercamiento con Pekín, admitió su derrota. «Respeto la decisión final del pueblo taiwanés» y «felicito a Lai Ching-te (candidato rival) y a Hsiao Bi-khim (compañera de lista) por su elección», declaró Hou Yuh-ih a sus seguidores.

Antes de las elecciones China instó a los taiwaneses a tomar «la decisión correcta» si quieren evitar la guerra y describió a Lai Ching-te como un peligroso «separatista».

Advertisement

Tres hombres aspiraban a suceder a la presidenta Tsai Ing-wen, que llegó al límite de dos mandatos (2016-2024) marcados por la creciente presión diplomática, económica y militar de Pekín.

Además de Lai y del expolicía Hou Yu-ih del Kuomintang (KMT), partidario de mejorar las relaciones con Pekín, concurrió Ko Wen-je, líder del pequeño Partido Popular de Taiwán (PPT).

Advertisement

Taiwán y China continental están separados de hecho desde 1949, cuando las tropas comunistas de Mao Zedong derrotaron a las fuerzas nacionalistas, que se refugiaron en la isla e impusieron una autocracia que mutó en democracia en los años 1990.

El ejército chino prometió el viernes «aplastar» cualquier intento de «independencia» de Taiwán, una isla situada a 180 km de sus costas.

Advertisement

La Unión Europea felicitó a «todos los electores» que participaron a «este ejercicio democrático».

Estados Unidos, principal sostén y proveedor de la isla, siguió de cerca el proceso electoral. En Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, reunido con un dirigente del Partido Comunista Chino, instó a Pekín a «mantener la paz y la estabilidad» durante los comicios.

Advertisement

El estatus de Taiwán, donde viven 23 millones de personas, es uno de los asuntos más espinosos de la rivalidad entre China y Estados Unidos, que compiten por la influencia en esta región estratégica.

Posturas soberanistas

En sus mitines, Lai se presentó como el defensor del estilo de vida democrática de Taiwán que, desde su partido PPD, consideran ya como un Estado independiente de facto.

Advertisement

«Por favor, salgan y voten para demostrar la vitalidad de la democracia de Taiwán», dijo a los reporteros antes de votar en la ciudad meridional de Tainan.

«Esta es la democracia de Taiwán que tanto ha costado conseguir. Todos deberíamos apreciar nuestra democracia y votar con entusiasmo», agregó.

Advertisement

Estas posturas soberanistas de Lai y de la presidenta Tsai son criticadas por la oposición del Kuomintang, que los acusa de contrariar a China.

Frente a estos dos partidos que se han alternado el poder desde el inicio de la democracia taiwanesa, el pequeño PPT se abrió paso como una «tercera vía».

Advertisement

Además de escoger presidente, los taiwaneses renuevan su Parlamento.

Territorio estratégico

Los comicios parecieron despertar interés en la red social china Weibo, donde la etiqueta «Elecciones Taiwán» se convirtió en una de las más populares, antes de ser bloqueada a media mañana del sábado.

Advertisement

La isla es clave para la economía mundial, tanto por su posición estratégica entre el mar de China Meridional y el océano Pacífico como por su puntera industria de semiconductores, componentes indispensables en teléfonos, autos o misiles.

En los últimos años, China aumentó la presión militar sobre el territorio, lanzando periódicamente maniobras a gran escala que suscitaron temores de una eventual invasión.

Advertisement

También intensificó su campaña diplomática para aislar a Taiwán, ahora reconocida oficialmente por solo 13 Estados después de que países como Honduras o Nicaragua rompieran relaciones con Taipéi para establecerlas con Pekín.

En un reciente discurso de fin de año, el presidente Xi Jinping aseguró que China «sin duda se reunificará».

Advertisement

Taiwan

Taiwán dice que China envió 103 aviones de combate hacia la isla

Published

on

Taiwán aseguró que 103 aviones de combate chinos volaron hacia la isla, una cifra que representa un nuevo récord diario para épocas recientes.

El Ministerio de Defensa de Taiwán señaló que detectó las aeronaves durante un periodo de 24 horas que concluyó a las 6 de la mañana del lunes.

Advertisement

Las fuerzas armadas chinas envían regularmente aviones sobre las aguas al sur y al oeste de Taiwán. El Ministerio de Defensa de la isla señaló que 40 de los aviones detectados entre domingo y primeras horas del lunes cruzaron la línea simbólica que separa a Taiwán de territorio de China continental.

Taiwán es una isla autónoma que China reclama como suya. China ha llevado a cabo maniobras militares cada vez más extensas en el cielo y las aguas cercanas a Taiwán en lo que algunos consideran una campaña de intimidación.

Advertisement

AP

Advertisement
Continue Reading

CHINA

Legisladores de EEUU realizan simulacro de combate con China

Published

on

WASHINGTON (AP) — Es el 22 de abril de 2027 y han pasado 72 horas desde que China lanzó su primer ataque contra Taiwán y Estados Unidos llevó a cabo una respuesta militar. El número de bajas de ambas partes ya es abrumador.

Fue un simulacro de combate, pero con un objetivo importante y con protagonistas de alto perfil: Integrantes de la comisión selecta sobre China de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. El conflicto se reprodujo sobre un tablero con mapas y marcadores, similar a un juego de mesa, bajo un enorme candelabro dorado en la sala de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la cámara baja estadounidense.

Advertisement

El ejercicio exploró las opciones diplomáticas, económicas y militares de Estados Unidos en caso de que Washington y Beijing se acercaran al borde de una guerra en torno a Taiwán, la isla autónoma que China reclama como parte de su territorio.

El simulacro se llevó a cabo la semana pasada y The Associated Press tuvo acceso. Fue parte de la revisión a fondo de la comisión sobre las políticas federales hacia China mientras los legisladores, especialmente en la cámara baja bajo control republicano , se enfocan en las tensiones con el gobierno del presidente Xi Jinping.

Advertisement

En el simulacro de combate, los cohetes y misiles de Beijing caen sobre Taiwán y sobre las fuerzas estadounidenses estacionadas en lugares tan lejanos como Japón y Guam. Las bajas iniciales incluyen a cientos, posiblemente miles, de soldados de Estados Unidos. El número de muertos de Taiwán y China es todavía mayor.

Desalentadoramente para Washington, los alarmados aliados en la guerra dejan a los estadounidenses combatiendo prácticamente sin ayuda en respaldo de Taiwán.

Advertisement

Y olvídense de un llamado de Estados Unidos a Xi o a uno de sus principales generales para que calmar la situación. Eso no va a ocurrir, al menos no bajo el escenario planteado por el simulacro.

El simulacro no fue para planear una guerra, según los legisladores. Fue para averiguar la forma de fortalecer la disuasión estadounidense, para evitar que una guerra que involucre a Estados Unidos, China y Taiwán siquiera empiece.

Advertisement

En un escenario ideal, los miembros del Congreso saldrían de una sala de guerra con dos convicciones, dijo el presidente de la comisión Mike Gallagher, republicano por Wisconsin, en declaraciones a sus colegas. “Una de ellas es un sentido de urgencia”.

La segunda: “Una sensación de que existen cosas importantes que podemos hacer en este Congreso mediante acciones legislativas para mejorar la perspectiva de paz y estabilidad en el Estrecho de Taiwán”, recalcó.

Advertisement

Raja Krishnamoorthi, el demócrata de mayor rango en la comisión, dijo a sus colegas que en realidad “no podemos tener una situación en que enfrentemos lo que vamos a enfrentar esta noche”.

La “única forma de hacerlo es disuadir la agresión y evitar que se genere un conflicto”, sostuvo Krishnamoorthi, demócrata por Illinois.

Advertisement

Estados Unidos no reconoce formalmente al gobierno de Taiwán, pero es el principal proveedor de armamento y ayuda de seguridad para Taipei. Xi ha ordenado que sus fuerzas armadas estén preparadas para tomar Taiwán en 2027, por la fuerza si es necesario.

Cuestionado sobre el simulacro de los legisladores, el portavoz de la embajada china Liu Pengyu, dijo que China quiere una reunificación pacífica con Taiwán, pero se reserva “la opción de tomar todas las medidas necesarias”.

Advertisement

“El llamado ‘simulacro de guerra’ de Estados Unidos tiene como objetivo apoyar y envalentonar a separatistas por la ‘independencia de Taiwán’ y avivar las tensiones en el Estrecho de Taiwán, a lo que nos oponemos firmemente», señaló Liu.

En el simulacro, los legisladores estuvieron al frente del equipo azul, en el papel de asesores del Consejo de Seguridad Nacional. La orden que recibieron del presidente (imaginario) fue: Disuadan una toma de Taiwán si es posible, de lo contrario derrótenla».

Advertisement

Expertos del centro de estudios Center for a New American Security, cuya investigación incluye simulacros sobre posibles conflictos mediante escenarios realistas e información desclasificada, estuvieron al frente del equipo rojo.

En el simulacro, todo inicia con legisladores de oposición en Taiwán hablando sobre independencia.

Advertisement

Con la narración de la directora del programa de defensa del grupo de expertos Stacie Pettyjohn, las autoridades de Beijing responden imponiendo exigencias inaceptables a Taiwán. En tanto, las fuerzas armadas chinas colocan en posición a elementos capaces de llevar a cabo una invasión. Acciones como el traslado de suministros sanguíneos para atender a las tropas deja entrever que no se trata de una maniobra militar cualquiera.

A fin de cuentas, China impone un bloqueo de facto sobre Taiwán, algo inaceptable para una isla que produce más de 60% de los semiconductores a nivel mundial y otro equipo de alta tecnología.

Advertisement

Mientras las fuerzas armadas estadounidenses se alistan para un posible combate, se crea un grupo de asesores presidenciales —miembros de la comisión de la cámara baja que rodean y estudian las mesas de madera con mapas y marcadores.

Realizan preguntan a un general retirado, Mike Holmes, quien desempeña el papel de presidente del Estado Mayor Conjunto, antes de decidir sus siguientes pasos.

Advertisement

Uno de los legisladores pregunta cuáles son las consecuencias económicas si Estados Unidos impone sanciones financieras máximas.

“Catastróficas”, es la respuesta, tanto para Estados Unidos como para China —que se prevé que también castigue a la economía estadounidense.

Advertisement

“¿Quién le va a decir al presidente que tiene que decir al pueblo estadounidense ‘despídanse de sus iPhones’?”, preguntó por su parte la congresista Ashley Hinson, republicana por Iowa.

¿Tienen los dirigentes estadounidenses alguna manera de comunicarse con sus homólogos chinos?, preguntan los legisladores a los responsables del simulacro. No. China tiene antecedentes de ignorar las llamadas de Estados Unidos y ese es un problema, les responden.

Advertisement

En el simulacro, funcionarios federales intentan enviar mensajes a sus homólogos chinos mediante líderes empresariales estadounidenses en China, donde el gobierno incauta subsecuentemente las operaciones de Dell, Apple, HP y otros productos como parte de sus primeros movimientos en el ataque.

¿Hay posibles objetivos militares “cerca de grandes zonas metropolitanas que incluyan a millones y millones de personas” en China?, pregunta la legisladora Mikie Sherrill, demócrata por Nueva Jersey.

Advertisement

¿Taiwán ha hecho todo lo posible para calmar la situación? Todo lo posible, se les informa a los legisladores.

“No me queda claro que hayamos agotado todas nuestras opciones diplomáticas”, resaltó Gallagher.

Advertisement

En ese momento, en papel, los satélites, armas espaciales, drones, submarinos, fuerzas terrestres, buques, escuadrones de combate, guerreros cibernéticos, expertos en comunicaciones, banqueros, funcionarios del Tesoro y diplomáticos de Estados Unidos y China van a la guerra.

Al final, antes de la parte de aprendizaje, los operadores del simulacro revelan el saldo de la primera oleada de combates. Los legisladores estudian los mapas, haciendo muecas al escuchar sobre los particularmente duros reveses entre los éxitos de Estados Unidos.

Advertisement

Los arsenales estadounidenses de misiles de muy largo alcance han desaparecido.

Los mercados financieros en todo el mundo se tambalean.

Advertisement

¿Los aliados? Resulta que los diplomáticos chinos hicieron su trabajo con anticipación para mantener fuera a los aliados de Estados Unidos. Y de cualquier forma, parece que las fuertes medidas económicas estadounidenses contra la economía China han desalentado a los aliados. No van a participar en esto.

En una reunión posterior, los legisladores resaltan algunas cuantas debilidades militares que expuso el simulacro de guerra.

Advertisement

“Quedarse sin misiles de largo alcance es malo”, subrayó el congresista Dusty Johnson.

Pero los fracasos más rotundos parecen ser en labores diplomáticas y planeación no militar.

Advertisement

Becca Wasser, integrante del grupo de expertos quien desempeñó el convincente papel de un amenazante funcionario chino, destacó la recurrente frustración de los legisladores durante el simulacro sobre la falta de comunicación directa e inmediata entre gobernantes. Es algo que Beijing y Washington, en la vida real, nunca han tenido de manera consistente.

“Deberíamos tener esas líneas de comunicación en tiempos de paz”, dijo Wasser.

Advertisement

El simulacro también resaltó los riesgos de no conformar un paquete bien pensado de sanciones económicas y las consecuencias de no crear consenso entre aliados, de acuerdo con los legisladores.

“A medida que nos acercamos a 2027, ellos van a tratar de aislarnos”, dijo el representante Rob Wittman, republicano por Virginia, al referirse al gobierno de Xi.

Advertisement

Holmes, quien interpretó el papel del presidente del Estado Mayor Conjunto, tranquilizó a los legisladores, después de los primeros tres días de combate.

“Sobrevivimos”, dijo.

Advertisement

AP

Advertisement
Continue Reading

INTERNACIONALES

Taiwán denuncia el despliegue de más de 60 aviones y cuatro buques militares chinos cerca de la isla

Published

on

Archivo - Avión de combate chino J-16 - MINISTERIO DE DEFENSA DE TAIWÁN © Proporcionado por News 360

Las Fuerzas Armadas de Taiwán han denunciado este lunes el despliegue de 63 aviones y cuatro buques del Ejército chino frente a las costas de la isla y han acusado a Pekín de poner en marcha medidas con el objetivo de intimidar a Taipéi.

«A las 17.00 (hora local) las Fuerzas Armada han detectado la presencia de aviones y buques del Ejército Popular de Liberación de China en los espacios aéreo y marítimo cercanos a la isla», han señalado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Advertisement

Así, han señalado que 31 de estos aviones han cruzado la llamada «línea media» del estrecho de Taiwán, que ha enviado por su parte una patrulla y ha emitido varias alertas por radio.

Las autoridades taiwanesas han procedido, además, a desplegar los sistemas de defensa antiaérea ante un aumento de la tensión con China y el temor a una agresión militar.

Advertisement

Los vínculos entre China y Taiwán se rompieron en 1949, después de que las fuerzas del partido nacionalista Kuomintang sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista y se trasladaran a la isla. Las relaciones entre Taiwán y la China continental se restablecieron solo a nivel empresarial e informal a finales de la década de los 80.

El Gobierno chino considera la isla una provincia más bajo su soberanía y aboga por su reunificación bajo el principio de ‘una China, dos sistemas’.

Advertisement
Continue Reading

CHINA

Taiwán denuncia la incursión de once aviones y dos embarcaciones chinas

Published

on

El Ministerio de Defensa de Taiwán ha denunciado este miércoles la incursión de once aviones y dos embarcaciones militares del Ejército Popular de Liberación chino sobre su espacio aéreo y marítimo.

Estas incursiones se han producido a lo largo de todo el perímetro de la isla y en torno a las 17.00 horas (hora local), según ha detallado la cartera de Defensa taiwanesa en sus redes sociales.

Advertisement

En respuesta, las Fuerzas Armadas de Taiwán ha enviado aviones y buques militares, a la par que ha desplegado su sistema de defensa aérea para monitorear las actividades chinas.

Estas incursiones siguen el patrón habitual marcado durante los últimos meses por el Ejército chino, que llegó a efectuar simulacros de fuego real en la costa del estrecho a raíz de la visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi.

Advertisement

La visita de Pelosi fue considerada por China uno de los peores agravios diplomáticos de los últimos tiempos al interpretarla como un gesto de reconocimiento de Estados Unidos a la independencia de Taiwán.

Advertisement
Continue Reading

CHINA

Fuerzas de Taiwán disparan contra drones chinos que sobrevuelan isla de su territorio

El ejército de Taiwán lanzó disparos de advertencia contra drones de China que sobrevolaban por sus costas, los cuales regresaron a la ciudad de Xiamen en un nuevo incidente que incrementa la tensión sobre una posible invasión El ejército de Taiwán disparó tiros de advertencia a los drones de China que volaban sobre sus puestos […]

Published

on

El ejército de Taiwán lanzó disparos de advertencia contra drones de China que sobrevolaban por sus costas, los cuales regresaron a la ciudad de Xiamen en un nuevo incidente que incrementa la tensión sobre una posible invasión
El ejército de Taiwán disparó tiros de advertencia a los drones de China que volaban sobre sus puestos de avanzada frente a la costa, lo que subraya las crecientes tensiones y la determinación de la isla autónoma de responder a las nuevas provocaciones.

Las fuerzas armadas de Taiwán dijeron en un comunicado que las tropas tomaron medidas después de que se encontraron aviones no tripulados sobrevolando el grupo de islas Kinmen.

El comunicado del miércoles se refirió a los vehículos aéreos no tripulados como de “uso civil”, pero no dio más detalles. Dijo que los drones regresaron a la cercana ciudad china de Xiamen después de los disparos.

Anteriormente, Taiwán solo lanzó bengalas como advertencia.

El incidente se produce en medio de un aumento de las tensiones después de que China disparara misiles al mar y enviara aviones y barcos a través de la línea divisoria en el Estrecho de Taiwán a principios de este mes.

Siguió a la retórica de enojo de Beijing sobre un viaje a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dignataria estadounidense de más alto rango que visita la isla en los últimos 25 años.

China reclama a Taiwán como su propio territorio y sus acciones recientes han sido vistas como un ensayo de un posible bloqueo o invasión.

Los simulacros de China provocaron una fuerte condena del principal aliado de Taiwán, Estados Unidos, junto con otras democracias regionales como Australia y Japón.

Algunos de los misiles de China a principios de agosto cayeron en la cercana zona económica exclusiva de Japón.

Taiwán mantiene el control sobre una variedad de islas en los grupos Kinmen y Matsu en el Estrecho de Taiwán, una reliquia del esfuerzo de los nacionalistas de Chiang Kai-shek por mantener un punto de apoyo en el continente después de ser expulsados ​​​​por los comunistas de Mao Zedong en medio de la guerra civil en 1949.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dijo que las acciones de China no lograron intimidar a los 23 millones de habitantes de la isla y dijo que solo habían fortalecido el apoyo a las fuerzas armadas y el statu quo de la independencia de facto.

Las autoridades dijeron que se estaban fortaleciendo las defensas anti-drones, parte de un aumento del 12,9% en el presupuesto anual del Ministerio de Defensa el próximo año.

El gobierno planea gastar el equivalente a $1,600 millones de dólares adicionales, para un total de $13,800 millones de dólares en el año.

Según los informes, EE.UU. también se está preparando para aprobar un paquete de defensa de $1,100 millones de dólares para Taiwán que incluiría misiles antibuque y aire-aire que se utilizarán para repeler un posible intento de invasión chino.

Después de los simulacros chinos, EE.UU. navegó con dos buques de guerra a través del Estrecho de Taiwán, que China ha tratado de designar como sus aguas soberanas.

Las delegaciones extranjeras de los Estados Unidos, Japón y las naciones europeas han seguido llegando para brindar apoyo diplomático y económico a Taipei.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, se encuentra actualmente de visita en Taiwán para analizar la producción de semiconductores, los chips críticos que se utilizan en la electrónica cotidiana y que se han convertido en un campo de batalla en la competencia tecnológica entre EE.UU. y China.

Ducey está tratando de atraer proveedores para la nueva planta de Taiwán Semiconductor Manufacturing Corp. (TSMC) de $12 mil millones de dólares que se está construyendo en su estado.

La semana pasada, el gobernador de Indiana visitó Taiwán en una misión similar.

Taiwán produce más de la mitad del suministro mundial de chips para procesadores de gama alta.

El lanzamiento de misiles por parte de China durante sus ejercicios interrumpió el tráfico marítimo y aéreo, y destacó la posibilidad de que se interrumpieran las exportaciones de chips.

Continue Reading

Tendencias

Copyright © 2023 NoticiasPonce.Com

error: Content is protected !!