La primera mujer abiertamente transgénero que será ejecutada en EE. UU. pide clemencia

Amber McLaughlin fue condenado por violar asesinar a puñaladas a Beverly Guenther, de 45 años, el 20 de noviembre de 2003 en el condado de St. Louis, Missouri, convirtiéndose en la primera mujer abiertamente transgénero que recibe la sentencia de muerte en los EE.UU., sin embargo, como último recurso, está pidiendo clemencia al gobernador de Missouri, citando problemas de salud mental.

Los abogados de McLaughlin, ahora de 49 años, pidieron al gobernador republicano Mike Parson que la perdonara.

No hay ningún caso conocido de un recluso abiertamente transgénero que haya sido ejecutado antes en los EE. UU., según el Centro de Información contra la Pena de Muerte contra la ejecución.

“Está mal que alguien sea ejecutado a pesar de todo, pero espero que esta sea la primera vez que no ocurra”, dijo el defensor público federal Larry Komp.

“Amber ha demostrado un gran coraje al aceptar quién es ella como mujer transgénero a pesar de la posibilidad de que las personas reaccionen con odio, así que admiro su demostración de coraje”, continuó.

Los abogados de McLaughlin mencionaron su infancia traumática y problemas de salud mental, que el jurado nunca escuchó, en la petición de clemencia. Un padre de acogida le restregó heces en la cara cuando era una niña pequeña y su padre adoptivo la tocó, según la carta a Parson. Intentó suicidarse varias veces, tanto de niña como de adulta.

La portavoz de Parson, Kelli Jones, dijo que la Oficina del Gobernador está revisando su pedido de clemencia.

“Estas no son decisiones que el gobernador toma a la ligera”, dijo Jones en un correo electrónico.

Un juez condenó a McLaughlin a muerte después de que un jurado no pudo decidir sobre la muerte o cadena perpetua sin libertad condicional.

Un juez federal en St. Louis ordenó una nueva audiencia de sentencia en 2016, citando preocupaciones sobre la efectividad de los abogados litigantes de McLaughlin y las instrucciones defectuosas del jurado. Pero en 2021, un tribunal federal de apelaciones restableció la pena de muerte.

Los abogados de McLaughlin también mencionaron la indecisión del jurado y el remordimiento de McLaughlin como razones por las que Parson debería perdonarle la vida.

Missouri solo ha ejecutado a una mujer antes, dijo la portavoz del Departamento de Correcciones del estado, Karen Pojmann.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: