Fiscalía de un condado de Nueva York busca contactar a la familia de una víctima boricua de un asesino en serie

Washington D. C. – La fiscalía del condado neoyorquino de Nassau busca dar con familiares de María Emérita Rosado Nieves, quien fue estrangulada en diciembre de 1973 y cuyo victimario, un asesino en serie, acaba de admitir su culpa.

Richard Cottingham confesó el lunes en corte haber dado muerte a Rosado Nieves, entonces de 18 años, en un área de matorrales cerca de una parada de autobús en Ocean Parkway, en Jones Beach.

Su cuerpo fue encontrado en una bolsa plástica, envuelta en una frisa gris, el 27 de diciembre de 1973 por trabajadores que podaban árboles. Sus manos estaban atadas detrás de sus rodillas y su cuello tenía las marcas de una soga.

Ante el tribunal, Cottingham admitió haber estrangulado a Rosado Nieves y dado muerte a otras cuatro mujeres entre 1968 y 1973, según el diario New York Daily News.

Las autoridades han podido contactar a familiares de las otras tres víctimas Diane Cusick, Laverne Moye, Sheila Heiman y Mary Beth Heinz, pero tras esclarecerse el caso no han localizado a nadie cercano a la puertorriqueña Rosado Nieves.

John Moye, hijo de Laverne Moye, sostiene una foto de su madre. (Seth Wenig)

La fiscalía conoce que Rosado Nieves nació en Puerto Rico, que vivió con amistades en el Bronx y Manhattan, y que tenía un novio, con el que contemplaba mudarse a Colombia.

También indicó que el 30 de octubre de 1973 Rosado Nieves envió una carta a su madre, que entonces vivía en Bayamón, Puerto Rico, en la que incluyó $100 y solicitó que su tío le escribiera, y fotos de la familia. La carta fue conseguida durante la investigación del caso, hace casi medio siglo.

Un primo que vivía en Lawrence, Massachusetts, identificó su cadáver.

“Uno quiere conocer… ¿Hay alguien de luto que podamos ayudarle a tener un cierre por lo ocurrido en torno a lo que le pasó a ella?”, comentó la fiscal de distrito, Anne Donnelly.

Cottingham afirmó que fue responsable de hasta 100 homicidios. Ha estado encarcelado desde 1980. Se le conoce como el “Asesino del Torso” porque supuestamente cortó la cabeza y las extremidades de algunas de sus víctimas, dijeron las autoridades.

“Hoy es uno de los días más emotivos que hemos tenido en la oficina del fiscal de distrito del condado de Nassau”, dijo la fiscal de distrito Anne Donnelly en una conferencia de prensa el pasado lunes, 5 de diciembre, a la que se unieron varios familiares de las víctimas de Cottingham.

“En el caso de Diane Cusick, su familia ha esperado casi 55 años para que alguien rinda cuentas por su muerte”. Donnelly dijo que Cottingham, considerado uno de los asesinos en serie más prolíficos de Estados Unidos, “ha causado un daño irreparable a tantas personas y tantas familias que casi no hay nada que pueda decir para consolar a nadie”.

Richard Cottingham comparece en una videollamada en Mineola, Nueva York, el lunes, 5 de diciembre de 2022. (Seth Wenig)

AP

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: