Un Puertorriqueño figura en la lista de siete nominados para dirigir la máxima Corte de Nueva York

La gobernadora Kathy Hochul, en cuestión de días, seleccionará entre siete candidatos quién tendrá la responsabilidad de dirigir la Corte de Apelaciones del Tribunal Supremo del estado de Nueva York. En la lista de nominados se encuentra el Dr Héctor D. LaSalle, un juez de origen puertorriqueño y el único hispano del grupo de aspirantes.

Si quedara seleccionado, se convertiría en el primer latino en la historia en ocupar ese cargo.

Esta posición tiene una importancia trascendental no solo para procesar y agilizar los casos que llegan al tribunal superior del estado, sino en un momento en donde existe una profunda polarización sobre qué dirección debe tener la administración de justicia en Nueva York.

La Comisión de Nominación Judicial de Nueva York presentó los nombres a la mandataria estatal esta semana, luego de la renuncia de la exjueza principal Janet DiFiore el pasado mes de julio.

Además de D. LaSalle, entre los aspirantes se encuentra el profesor de derecho de la Escuela de Yale Abbe R. Gluck, el juez asociado de la división de apelaciones Jeffrey K. Oing, la presidente y decana de la facultad de derecho de la Universidad de Albany, Alicia Ouellette.

También forma parte del grupo de nominados Edwina G. Richardson -Mendelson, jueza administrativa adjunta para iniciativas judiciales y Litigios Especiales, Corey L. Stoughton, abogado a cargo de Reforma Legal en la organización The Legal Aid y el juez principal interino Anthony Cannataro.

“La pandemia tuvo un gran impacto en las operaciones de los tribunales y nuestro nuevo juez principal debe trabajar agresivamente para recuperar el ritmo normal de la actividad judicial, especialmente los procesos penales. 

La Comisión de Nominación Judicial de Nueva York presentó los nombres a la mandataria estatal esta semana, luego de la renuncia de la exjueza principal Janet DiFiore el pasado mes de julio.

Además de D. LaSalle, entre los aspirantes se encuentra el profesor de derecho de la Escuela de Yale Abbe R. Gluck, el juez asociado de la división de apelaciones Jeffrey K. Oing, la presidente y decana de la facultad de derecho de la Universidad de Albany, Alicia Ouellette.

También forma parte del grupo de nominados Edwina G. Richardson -Mendelson, jueza administrativa adjunta para iniciativas judiciales y Litigios Especiales, Corey L. Stoughton, abogado a cargo de Reforma Legal en la organización The Legal Aid y el juez principal interino Anthony Cannataro.

“La pandemia tuvo un gran impacto en las operaciones de los tribunales y nuestro nuevo juez principal debe trabajar agresivamente para recuperar el ritmo normal de la actividad judicial, especialmente los procesos penales. Se trata en este caso además de proteger la seguridad pública”, indicó Hochul ante el desafío de escoger al titular de esa posición antes del 23 de diciembre.

Una vez que la gobernadora dé a conocer su selección, el Senado estatal tendrá entonces 30 días para confirmar o rechazar su nombramiento.

En general, la comisión recibió 41 solicitudes para el puesto.

Gremios de abogados respaldan a D. LaSalle

El Colegio de Abogados de la República Dominicana en un comunicado apoyó la nominación del juez de origen boricua. Ponderan que además de la serie de credenciales académicas y el ejercicio del derecho, es el “único latino” nombrado por la comisión para esta posición clave en la Administración de Justicia Estatal.

“Nos complace apoyar a un juez que comparte los valores y la misión de nuestro colegio de abogados: apoyar a los miembros latinos de esta profesión legal. El juez D. LaSalle fue miembro fundador de la Asociación de Abogados Hispanos en Long Island”, destacaron.

Este nominado a liderar la máxima corte estatal, es actualmente Juez – Presidente de la División de Apelaciones del Segundo Departamento Judicial y posee experiencia administrativa en los tribunales. Tiene más de 14 años de carrera judicial.

De igual forma, la Asociación de Abogados Hispanos de Long Island (LIHBA) escribió una carta de apoyo a la gobernadora Kathy Hochul, alentándola a nombrar D. LaSalle para esta posición.

En la misiva los directivos de LIHBA promocionan las habilidades administrativas de este jurista, así como su conexión y apoyo a la comunidad hispana.

“Se desempeñó anteriormente como presidente de LIHBA y fue uno de nuestros miembros fundadores”, subrayaron.

El perfil:

El juez Héctor D. LaSalle, tiene 54 años y nació en East Northport, Long island.
Fue nombrado juez asociado en la División de Apelaciones, Segundo Departamento en 2014 y juez presidente de la División de Apelaciones, 2do Departamento en 2021.

Fue elegido juez de la Corte Suprema del Estado de Nueva York en 2008.
Anteriormente, fue asistente del fiscal de distrito en la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Suffolk de 1993 a 1998 y de 2002 a 2008 cuando fue fiscal principal de combate de pandillas y subdirector de la Oficina de Investigaciones Especiales.


Fue asistente del fiscal general asignado a la sección de negligencia médica de la oficina de reclamos en la Oficina del Fiscal General del Estado de Nueva York de 1999 a 2002.


Recibió una licenciatura de la Universidad Estatal de Pensilvania en 1990 y obtuvo su título de abogado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Michigan en 1993.
Fue admitido en el Colegio de Abogados del Estado de Nueva York en 1994.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: