Mujer es sentenciada por múltiples cargos por irrumpir en la oficina de Nancy Pelosi en el asalto al Capitolio

Una mujer de Pensilvania relacionada con el movimiento extremista de extrema derecha “Groyper” fue sentenciada el lunes por numerosos cargos federales luego de que los fiscales alegaran que era parte de un grupo que irrumpió en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021. 

Riley Williams fue declarada culpable de seis de los ocho cargos de los que fue acusada en principio, que incluye agredir o resistirse a un oficial y alteración del orden público en el Capitolio. 

Asimismo, se declaró juicio nulo por los otros dos cargos restantes, incluido el cargo del gobierno de que la mujer había colaborado e instigado en el robo de un ordenador portátil de la oficina de Pelosi.

El jurado tampoco llegó a una decisión unánime sobre el cargo de obstruir la certificación del colegio electoral, que conllevaba a una condena máxima de 20 años. 

Esta sería la primera vez que un jurado no condena a un acusado del asalto del Capitolio por todos los cargos que se le imputa. 

William fue arrestada tras su condena el lunes, retirándose la corbata a cuadros antes de que el alguacil adjunto de los Estados Unidos se la llevara.

Al coincidir con la solicitud del Departamento de Justicia de que Williams sea encarcelada inmediatamente, la jueza Amy Berman Jackson reprendió a la mujer y sus acciones del 6 de enero. 

“Era profana, desagradable y amenazante”, expresó Jackson sobre Williams.

“Esta es una persona que estaba empacada y lista para huir una vez antes”, añadió la jueza, diciendo que el padre de Williams le había ofrecido lugares para esconderse tras el ataque al Capitolio.

Por su parte, los fiscales dicen que todavía están determinando si volver a intentar el caso contra Williams por los cargos de obstrucción y complicidad en el robo del ordenador portátil de Pelosi.

No quiero ir a la cárcel”, manifestastó Williams a su abogada Lori Ulrich, quien le dijo a Williams mientras se la llevaban: “Ganaste. Riley, recuerda eso. Ganaste”, haciendo referencia a los dos cargos sobre los que el jurado no pudo llegar a una decisión unánime.

En el juicio, los fiscales alegaron que aunque la mujer, una joven de 23 años, no parecía peligrosa, de hecho provocó a la mafia, reclutó y coordinó a los alborotadores para agredir a los oficiales y ordeno a otros que robaran la laptop de la oficina de Pelosi.

“Las apariencias engañan, pero la evidencia no”, declaró el fiscal Michael Gordon al jurado.

Durante el juicio, se reprodujeron algunos videos de Riley, de los cuales compartió con personas que conocía por vía Internet que se los dieron a las autoridades, dentro de las oficinas de la demócrata presuntamente gritando “tomen la put* computadora portátil” mientras empujaba a los agentes del Capitolio. 

El ordenador de Pelosi se usó principalmente para videos de conferencias y no contenía información confidencial, informaron los fiscales. 

Las imágenes de la oficina de Pelosi durante el asalto del 6 de enero mostraban una mesa volcada y una ventana rota, mientras los delincuentes hurgaban, se tomaban selfies y videos, a la vez que alardeaban de haber llegado a la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes.“¿Dónde está Nancy?”,decían los miembros de la mafia preguntando, una y otra vez.

Tras el asalto al Capitolio, Williams se jactó antes la plataforma de red social Discord de que había hurtado la laptop de Pelosi y un mazo de su oficina, nada de lo cual era verdad, dijeron sus abogados. 

“Riley Williams vivía en una especie de mundo de fantasía”, dijo Ulrich sobre la presencia en línea de su cliente, donde envió mensajes a personas que nunca había conocido sobre sus presuntas hazañas el 6 de enero, muchas de las cuales fueron inventadas, según su abogado.

La mujer será condenada el 22 de febrero y, de acuerdo con los fiscales, podría enfrentar de dos a tres años de cárcel, de acuerdo con las pautas de sentencia.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: