Fianza millonaria a los sospechosos de asesinar a jubilado de energia eléctrica

Dos hermanos maternos que confesaron que cometieron el asesinato de un empleado retirado de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), durante la tarde del sábado pasado, en la carretera PR-842 hacia la entrada al camino Chiclana, en Caimito, fueron acusados anoche por los delitos de asesinato en primer grado y violación a 4 artículos de la Ley de Armas, entre ellas el hurto de una pistola la víctima.

La jueza Iraida Rodríguez, del Tribunal de San Juan, determinó causa para arresto contra Enrique “Kike” Orta Torres de 25 años y Juan Jeryel Adorno Torres de 18 años alias Chipote, ambos residentes del barrio La Barra, en Caguas, a quienes les señaló una fianza global de $1.9 millones, informó el director del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC), capitán Ricardo Haddock.

Francisco Oquendo Ortiz de 73 años, quien era vecino del sector La Granja, en Caguas y transitaba en un vehículo Toyota CHR, color blanco, del año 2021, se dirigía a llevarle unas empanadillas de pizza a su novia cuando fue ultimado a balazos mientras los acusados transitaban en una motora.

Surge de la investigación que, para el 8 de octubre, Oquendo Ortiz, se querelló por el hurto de un arma de fuego para la cual tenía licencia. Los acusados alegaron que previamente la víctima los había amenazados por el robo de la pistola y es por esa razón decidieron matarlo.

Los dos imputados fueron encarcelados en el complejo correccional de Bayamón al no prestar las fianzas. La vista preliminar fue señalada para el 15 de noviembre.

El caso fue consultado por la agente Taisha Segarra, adscrita a la División de Homicidios de San Juan con la fiscal Fabiola Acarón.

Los acusados fueron arrestados durante la noche del lunes por agentes de la División de Inteligencia Criminal de San Juan, junto a el padrastro, la madre y la abuela materna durante una intervención en la avenida Américo Miranda en Río Piedras, cerca del Centro Médico de Puerto Rico, tras Orta Torres ser dado de alta. Este fue herido de bala cerca de su residencia junto a una hermana de 21 años, en horas del mediodía del lunes. El motivo de este atentado no ha sido divulgado por los investigadores de la División de Agresiones del CIC de Caguas.

A sus familiares no se le radicaron cargos criminales.

Al momento de la intervención se les ocuparon dos pistolas, una marca Glock y otra Sig Sauer, ambas de calibre 9 milímetros y 23 balas. Una de las armas de fuego le pertenecía al fallecido.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: