488800214956019

Se quita la vida un menor de 12 años luego que le dijeran que iría al infierno por ser Gay en Tennessee

Eli Fritchley era un niño de 12 años, originario de Nashville, Tennessee, el cual, a los ojos de sus padres, llevaba una vida normal, como la de cualquier niño de su edad, sin jamás imaginarse el verdadero tormento que vivía por sus preferencias sexuales.

Fue el pasado 28 de noviembre cuando Eli tomó la drástica decisión de suicidarse tras sufrir bullying por parte de algunos de sus compañeros de escuela por decir abiertamente que era gay.

Los padres de Fritchley dieron una entrevista a WKRN, en donde aseguraron que su hijo era “un alma pacífica” pues era completamente transparente y no ocultaba a nadie quién era verdaderamente. A Eli le gustaba el color rosa, pintarse las uñas y vestir de manera original.

“No le importaba, o al menos pensábamos que no le importaba, y eso es lo que es de verdad difícil para nosotros porque pensábamos que no le importaba”, dijo su madre, Debbey Fritchley.

Debbey cree que los acosadores de Eri lo molestaban por ser gay y también por el tipo de ropa que su hijo vestía.

“Le dijeron que iría al infierno debido a que no tenía una religión en sí y porque dijo que era gay. Le decían eso con bastante frecuencia”, explicó Fritchley.

“Fue muy abusivo. No creo que haya sido nunca físico. Tengo entendido que fueron solo palabras, pero las palabras duelen. De verdad duelen”, agregó el padre Steve Fritchley.

El pequeño fue encontrado sin vida por sus padres dentro de su habitación. “Esto ha sido muy difícil. Esa imagen fue terrible hasta que pudimos abrazarlo ayer. Ahora esa imagen se ha ido, porque lo único en lo que podíamos pensar ayer cuando lo estábamos besando y amándolo era en lo angelical que se veía. Se veía absolutamente angelical. Es nada menos que un ángel”, enfatizó Debbey.

error: Content is protected !!