488800214956019

Inexplicable asesinan sujeto que se supone estuviera cumpliendo una perpetua en la cárcel en Río Piedras

SAN JUAN—La víctima, identificada como Billy de Jesús Reyes, fue sentenciado en el 2017 a 99 años de cárcel junto con otros cuatro coacusados

Billy de Jesús Reyes, una de las cinco personas convictas por el asesinato del procurador de menores Antonio Barceló Jiménez y dos de sus hijas el 11 de diciembre de 2004, fue ultimado a balazos en la tarde de hoy, viernes, dentro de la agencia hípica 8218 ubicada en la intersección de la avenida López Sicardó con la calle Jerusalén en San Juan.

De acuerdo con el informe preliminar difundido por el Negociado de la Policía, agentes llegaron al lugar tras una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1 que alertó sobre detonaciones, y al llegar a la escena encontraron el cuerpo de De Jesús Reyes, de 36 años, y vecino del residencial Manuel A. Pérez.

El capitán Luis Díaz, director del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan, confirmó que De Jesús Reyes fue una de las cinco personas condenadas, el 23 de agosto de 2017, a cumplir una sentencia concurrente de 99 años de cárcel por tres cargos de asesinato y uno de conspiración.

De Jesús Reyes, que se encontraba en libertad y bajo supervisión electrónica mediante grillete, llevaba cuatro meses como empleado de la agencia hípica.

Se solicitó al Departamento de Justicia información sobre la razón por la que De Jesús Reyes se encontraba libre y bajo supervisión electrónica pero hasta el momento no se han expresado.

La jueza Vivian Durieux también otorgó, el 23 de agosto de 2018, la misma sentencia a los coacusados Abdiel Moreau Dones, Ángel Díaz Vélez, Israel Sánchez de la Rosa y Alex Rivera Huertas. Sánchez de la Rosa y Rivera Huertas ya se encontraban en prisión al momento de ser sentenciados por el crimen de Barceló Jiménez y sus hijas, por otros casos de Ley de Armas y asesinato.

En la vista del 23 de agosto de 2017, solo De Jesús Reyes clamó por su inocencia antes de ser sentenciado por Durieux.

“Soy completamente inocente. Lo dije desde que comencé este proceso tan largo. Y me levantaré y acostaré llevando una sentencia injusta”, dijo en aquel momento.

El 11 de diciembre del 2004, tras buscar a cuatro de sus hijas y a una amiga a un concierto en el coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, el auto Grand Marquis que manejaba Barceló Jiménez fue perseguido por tres automóviles en la carretera PR-2 y baleado frente a San Patricio Plaza en Guaynabo, provocando la muerte del padre y dos de sus hijas.

Según el testimonio arrojado en el juicio por uno de los participantes del triple asesinato también convicto por otro asesinato-, Albert “Pirulo” Saldaña Esquilín, los autores del asesinato confundieron el automóvil en que viajaban las víctimas por un auto usado por dos enemigos.

//neezausu.net/4/4051564
error: Copy right Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: