488800214956019

Giselle Blondet vivió una pesadilla: Su hija sufrió un infarto mientras amamantaba a su bebé

«El día 30 de abril sucedió algo completamente inesperado que por poco acaba con la vida de mi hija. Sufrió un ataque al corazón mientras lactaba al pequeño Liam»
Mientras que todos pensaban que la repentina ausencia en las redes sociales de Giselle Blondet se debía a que estaba disfrutando el milagro de que por fin, y luego de varios tratamientos, su hija mayor, Andrea, había dado a luz a Laim, lo cierto es que la familia estaba atravesando la peor de las pesadillas.

Sí, a menos de una semana del nacimiento del pequeñito, y mientas amamantaba a su bebé, Andrea sufrió un infarto que la tuvo entre la vida y la muerte por varios días y a Giselle desgarrada del dolor en un pasillo del hospital.

Hoy, a más de un mes de aquellos días que toda la familia quisiera olvidar, la querida presentadora y empresaria rompe el silencio y comparte la película de terror que vivió en la vida real:

“El 22 de abril mi hija Andrea, mi mariposita, cumplió su deseo de ser madre y el día 30 de abril sucedió algo completamente inesperado que por poco acaba con la vida de mi hija. Sufrió un ataque al corazón mientras lactaba al pequeño Liam“, comienza contando Giselle.

En ese momento, quien salvó la vida de Andrea fue su propio esposo, Todd, quien al escuchar el ruido, vio a su mujer desmayada y a su hijo en el suelo. De inmediato llamó a emergencias para ambos. El bebé estaba perfecto, pero su esposa no.

“Gracias a la pronta reacción de mi yerno, Todd al llamar al 911 inmediatamente y la atención que recibió al llegar al hospital Kendall Regional en Miami, por parte de los médicos y las enfermeras es que mi hija está viva“, siguió relatando la terrible pesadilla.

En ese momento, cuando Giselle recibió la noticia, salió corriendo a estar al lado de su hija, sin imaginar que lo que le tocaría vivir aun sería peor: no sabían dónde habían hospitalizado a Andrea.

¿Por qué? Pues porque Todd corrió a atender al bebé que con tan solo una semana de vida, había caído al piso y le tocó dejar que su esposa fuera sola en la ambulancia.

Luego de eternas horas, y gracias a la ayuda de sus amigas, pudo localizar a su hija, quien se encontraba en cuidados intensivos entre la vida y la muerte. “Yo estaba desesperada manejando intentando saber a qué hospital habían llevado a mi hija“, dijo Gigi.

A Giselle le tocó enfrentar este terrible momento acompañada solo por sus dos mejores amigas, Solangelee Molina y Conchita Oliva, quienes no se separaron de su lado, pues su hijo vive en Los Angeles, y su otra hija, Gabriella se mudó a Orlando, esta última al saberlo corrió junto a su madre y su hermana.

Ya fuera de peligro, Andrea disfruta nuevamente de tener a su bebé Liam en sus brazos y cuidando su salud acompañada de su esposo, y por supuesto, de su madre que, más allá que sintió morirse junto a su hija, hoy solo dice que tiene agradecimiento por tenerla con ella, en especial a Dios que nunca le soltó la mano.

error: Copy right Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: